• noviembre 26, 2022 7:14 pm

Un estudio demuestra que la variante ómicron infecta a ratas y a ratones, que hasta ahora eran invulnerables al virus

La nueva variante ómicron del coronavirus se transmite a ratas y a ratones, animales que no eran susceptibles a otras cepas del SARS-Cov-2, según lo ha anunciado Anna Popova, jefa del regulador sanitario ruso Rospotrebnadzor.

«Un importante resultado de nuestra investigación a día de hoy es que vemos claramente que la cepa ómicron infecta a ratas y a ratones. Esto no se registraba para las variantes anteriores. Anteriormente buscamos a animales modelo, pero las ratas y ratones no eran susceptibles», afirmó Popova este martes durante una reunión del Presidium del Consejo de Coordinación de la lucha contra el covid-19.

La responsable precisó que la infección hace que los animales desarrollen la enfermedad y aclaró que su evolución permanece bajo observación.
«Un millón de casos de ómicron al día»: El exjefe de los Institutos Nacionales de Salud de EE.UU. advierte sobre la nueva variante de coronavirus
Según explicó Popova, los investigadores del centro de investigación Vektor de Rospotrebnadzor están estudiando su resistencia de la nueva variante a los desinfectantes, su sensibilidad a las pruebas, así como la eficacia de las vacunas, la transmisibilidad y la velocidad de transmisión de la nueva cepa en condiciones de laboratorio y su capacidad para causar una enfermedad grave.

Con los datos acumulados hasta el momento sobre la mesa, incluidos los recibidos de médicos sudafricanos, la funcionaria insistió en la eficacia de las medidas sanitarias que llevan dos años siendo utilizadas, tanto para la contención de la propagación de ómicron, como para las demás variantes.

Detectada por primera vez en el continente africano el pasado mes de noviembre, la variante ómicron (B.1.1.529) se caracteriza por presentar una alta cantidad de mutaciones. Según alerta la comunidad científica, su transmisibilidad supera la de la variante delta y tiene una mayor capacidad para esquivar la protección de las vacunas existentes, aunque los primeros datos hacen presuponer una menor gravedad de la enfermedad.

La cepa ómicron ha sido ya detectada en al menos en 106 países, según la OMS. Su rápida propagación disparó las cifras de contagios y está obligando a muchas naciones a reimplantar medidas sanitarias restrictivas. En Rusia se han detectado hasta la fecha 41 casos de infección con ómicron.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *