• diciembre 2, 2022 9:59 am

En su jardín un anillo de oro romano de 2.000 años al poco de que su esposa le regalara un detector de metales

Un hombre residenciado en el condado de Cornualles, al suroeste de Inglaterra, se llevó la mejor de las sorpresas al encontrar un anillo de oro romano de 2.000 años de antigüedad en el jardín delantero de su casa, en la localidad de St Just.

Mike Burke, de 54 años, se involucró hace apenas unos días en la detección de metales. Así, después de entusiasmarse al ver la serie inglesa de televisión ‘The Detectorists’, su esposa Julie le regaló en Navidad un detector de metales.

El descubrimiento, que Burke califica como su «mayor tesoro» hasta la fecha, lo hizo justo antes de Año Nuevo, cuando encontró lo que se cree que es un anillo de oro con huecograbado romano, que data de alrededor del siglo I o II d.C. y pesa 12,8 gramos.

El anillo cuenta con una piedra preciosa de calcedonia en la que está grabada Ceres, diosa romana de la agricultura, los granos, la justicia, la paz y la maternidad.

Después de encontrar el anillo, Burke lo enjuagó ligeramente con agua y publicó fotos en un grupo de detección de metales en Facebook, preguntando si en verdad «tenía algo». Fue cuando los usuarios le recomendaron ponerse en contacto con un funcionario de enlace en materia de descubrimientos, quien notificaría al especialista del condado para que fuese confirmado y registrado oficialmente.

Profesor de matemáticas y oficial retirado de la policía militar de EE.UU., Burke informó sobre la moneda encontrada al responsable de los descubrimientos en el Museo de la Vida de Cornualles. De ser confirmado, este importante hallazgo podría llevar a desafiar teorías anteriores sobre la ausencia de influencia romana en el oeste de Cornualles.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *